El consumidor moderno, con más información y opciones que nunca antes, espera más de sus marcas que sólo una copia inteligente de los anuncios y una marca sólida.

Cómo crear una estrategia de marketing de contenido que gane cuota de mercado

Con una abundancia de opciones e información, los consumidores son fastidiosos cuando se trata de decisiones de compra. Y toda esa competencia significa que ganar cuota de mercado es más difícil que nunca, especialmente si te enfrentas a los pesos pesados de la industria.

Considere el hecho de que en 2010, el consumidor promedio pasó tres horas investigando productos antes de tomar una decisión de compra. En 2014, eso se convirtió en seis horas. Los números sólo están subiendo.

La buena noticia de esto es que todas esas horas dedicadas a la investigación son también horas que un consumidor pasará conociendo tu marca, si puedes conseguir y mantener su atención.

Usa el marketing de contenido.

¿Por qué debería tener una estrategia de marketing de contenido?

La comercialización de contenidos ayuda a las empresas a aumentar el tráfico de tu sitio web, aumentar el conocimiento de la marca, generar nuevos clientes potenciales y mucho más. Incluso una sola entrada de blog puede cosechar enormes beneficios para su empresa. Aquí están algunos de ellos.

La comercialización de contenidos es una de las formas más efectivas de construir tu marca y definir tu voz. Los clientes quieren saber que eres creíble. La credibilidad y el contenido van de la mano.

Creando tu estrategia de contenido

Los siguientes pasos pueden ayudarle a comenzar a crear una estrategia de marketing de contenido para ganar cuota de mercado.

Determine tu público o público objetivo

¿Para quién estás creando el contenido? ¿A qué público está tratando de llegar?

Aquí es donde los compradores son realmente útiles.

Usando tus personajes compradores, investiga qué tipo de contenido consumen las personas que encajan con esos personajes.

Busca en las publicaciones de la industria, haz búsquedas hashtag de temas relevantes en los medios sociales, utiliza una herramienta de escucha de medios sociales como Hootsuite y echa un vistazo al contenido que publican tus competidores.

Y por supuesto, si puedes obtener respuestas directamente de tus clientes, ¡hazlo! Envíe una encuesta a sus clientes actuales a través de una herramienta como SurveyMonkey y pregúnteles sobre los tipos de contenido que están disfrutando de su marca, lo que no están disfrutando y lo que les gustaría ver más.

Incluso puede agregar preguntas que les permitan enviar contenido específico que les guste de otras marcas, lo cual puede ayudar a guiar tu proceso de desarrollo.

Una vez que hayas investigado sobre tu personaje, deberías tener una buena idea de los tipos de contenido que consume tu público. Luego, concéntrate en desarrollar dos o tres tipos de forma regular.

No importa lo que pase, uno de esos tipos de contenido debería ser artículos de blog, publicando un mínimo de tres por semana.

Otros tipos de contenido que su público podría querer incluyen:

Independientemente de los tipos de contenido en los que decida centrarse, disponer de una variedad de contenidos le ayudará a llegar e implicar a tus diferentes audiencias, no sólo a las personas que acuden a ti por diferentes motivos, sino a las que lo hacen en diferentes etapas del viaje de compra.

Responde a la pregunta: ¿Por qué debería tu público objetivo leer tu contenido?

Volviendo a los personajes de tus compradores, centra tu atención en sus puntos débiles. ¿Cómo puede tu contenido ayudar a resolver los puntos débiles de tu cliente?

Realice encuestas para averiguar cómo le encontraron sus clientes, qué problemas estaban experimentando antes y cómo recomendarían su producto a un amigo.

Los puntos débiles serán diferentes dependiendo de tus clientes y de tu producto o servicio, por supuesto, pero se pueden agrupar en cuatro grandes categorías:

Una vez que haya identificado el punto (o los puntos) de dolor que tu marca puede resolver para ellos, puedes empezar a crear contenido.

¿Por qué tú?

En otras palabras, ¿por qué los consumidores deberían elegir tu producto o servicios por encima de los de la competencia?

Utilice el contenido para diferenciar tu marca. ¿Qué lo hace a ti el experto?

Este es un gran lugar para los testimonios de los clientes. Inclúyalos en tu sitio web, en las entradas de su blog y en los medios sociales.

Una vez más, siempre concéntrese en el cliente mientras enfatiza sus fortalezas. Muéstreles cómo su compañía invertirá en tu historia y en tu éxito.

¿Qué formatos apoyarán mejor tus objetivos?

Si bien los blogs y las publicaciones en medios sociales son elementos críticos de cualquier estrategia de contenido, los estudios de casos, los libros blancos, las infografías, los libros electrónicos y los vídeos también deberían estar en su arsenal de comercialización de contenidos. Sabrás en qué formatos invertir primero gracias a tus encuestas a los clientes y a la investigación de la personalidad del comprador.

Los blogs, como el que está leyendo ahora mismo, funcionan mejor cuando se actualizan con frecuencia, con el objetivo de que se actualicen tres veces a la semana. Una vez más, busque inspiración en su público para saber sobre qué escribir. Escriba cómo habla, de forma clara y directa.

Los estudios de casos son una excelente manera de demostrar su valor compartiendo ejemplos de la vida real de tu compañía ayudando a los clientes.

Publica historias con las que tus clientes ideales puedan relacionarse. Utilice un formato fácil de leer – listas de resultados, por ejemplo, en lugar de largos párrafos- y sea lo más específico posible. Recomendamos dedicar una página de tu sitio web a los estudios de casos.

La infografía es excelente cuando se tienen datos para compartir de un informe o encuesta reciente. Es más probable que los vídeos se compartan en los medios sociales por encima de cualquier otro tipo de contenido.

¿Qué canales son los mejores para tu audiencia?

Piensa en qué canales son más relevantes para tu público objetivo. Por ejemplo, una marca puede tener más éxito en llegar a los consumidores de Instagram, mientras que otra debe centrar tus esfuerzos en LinkedIn. Sea selectivo: no se preocupe por estar activo en cada uno de los canales.

¿Con qué frecuencia publicará y dará a conocer nuevos contenidos?

O mejor dicho, ¿con qué frecuencia puedes compartir contenido de calidad?

Al formular su estrategia de marketing de contenido, es importante averiguar el lado de la administración. Determine quién es responsable de qué contenido, dónde se publicará y cuándo.

No se puede gestionar el contenido al azar; se necesita una estrategia de contenido detallada. Trabaje con los títulos, las fechas, el tipo de contenido, el estado del contenido, los autores, etc.

Asegúrate de mantener un inventario de los contenidos publicados y puestos en línea, también.


© 2020, Desarrollado por Seonza.cl